DE TODO FRIDA KAHLO

FRIDA KAHLO

230

“Amurallar el propio sufrimiento es arriesgarte a que te devore desde el interior.”

​​”Pinto flores para que nunca mueran”.

Magdalena Carmen Frida Kahlo Calderón, ese era el nombre completo de una de las mujeres más apasionantes que marcaron la cultura del siglo XX, pintora y poetisa mexicana nacida en la ciudad de Coyoacán por aquel entonces un suburbio de México.

El dolor de la enfermedad estuvo presente durante toda su vida, pues la poliomielitis que contrajo a los seis años y un grave accidente de tráfico por el cual tuvo que ser operada en 32 ocasiones, la obligaron a pasar largos periodos postrada en una cama.

Su pintura se basó en autorretratos y se caracterizó por sus vivos colores y la inspiración en el folklore mexicano. Su fuerte personalidad desentonaba en su época: se movía en ambientes poco convencionales, tuvo amantes de ambos sexos, entre ellos el revolucionario ruso León Trotski diferenciándose de las mujeres de la época por sus fuertes ideales.

El gran amor de su vida fue el muralista Diego Rivera a quien ella definió como “el segundo gran accidente de mi vida” y con quien mantuvo una relación tan pasional como tormentosa.